_____________

Navegue Etnoarq por tema:

_____________
Membresía:
Entrar  |  Registrarse

Buscar en el Sitio     
   
  Apunte  
 
Usted se encuentra en: Etnoarq » Apuntes de Etnoarquitectura.com » Lecciones sobre consumo (y sobreconsumo) de energía, tras un viaje de costa a costa
Lecciones sobre consumo (y sobreconsumo) de energía, tras un viaje de costa a costa

 
 
"Distribuida por Etnoarquitectura.com" es la sección de Etnoarq que presenta apuntes sobre lo que ocurre al interior del sitio, del trabajo, y de la vida del promotor de este proyecto. En otras palabras, este es el "blog" o bitácora del sitio, e informa cuando se añade nuevo contenido, cuando hay cambios técnicos, o cuando ocurren cosas personales y profesionales que valga la pena compartir.
Lecciones sobre consumo (y sobreconsumo) de energía, tras un viaje de costa a costa
11/26/2005
Imagen relacionada con este articulo
 
Si hay una sensación con la cual resumir esta experiencia de viaje, es la sensación de frío y calor. Dejamos Filadelfia en una intensa tarde de verano con 30 grados centígrados. Sin embargo, ya ésa noche, acampando cerca a la Casa de la Cascada, pasábamos trabajos con el frío. El calor volvió al cruzar Indiana y Missouri, y en Kansas era tan fuerte que nos hizo pensar en si de verdad no refrescaría sino hasta llegar a la Costa Oeste. Sorprendentemente sin embargo, las Montañas Rocosas trajeron de nuevo la sensación singular de frío intenso en medio del muy caliente verano norteamericano. Empezó a calentar de nuevo conforme nuestro camino tornó hacia el sur, y cuando pensábamos que era ya mucho al acercarnos a Las Vegas, todavía debíamos cruzar el Desierto del Mojave, que nos esperaba con 43 grados centígrados. Esa noche sin embargo, volvimos a sentir frío. El día siguiente fue de nuevo muy caliente, pero en la tarde, al llegar a San Francisco, se sentía tan frío que parecía el comienzo del invierno, cuando en las noticias se escuchaba que justo afuera de la Bahía la temperatura estaba alrededor de los 38 grados.

Si también contáramos los muchos micro-climas experimentados al ajustar el aire acondicionado en los hoteles en los que amanecimos cuando no acampábamos, hubo ocasiones en que el pasar de una temperatura extrema a la extrema opuesta era cuestión no de unas horas, sino de unos pocos minutos.

Esto hace pensar en cómo el ser humano pareciera, entre todas las especies animales y por el simple hecho de no poseer pelamen ni plumas, la que más problemas tiene para regular su temperatura. Es probablemente esto lo que ha estimulado el casi instinto que tenemos los humanos de construir. Construir es crearnos piel, ésa piel con la que no vinimos. Ésa piel nos la hemos creado pues artificialmente a través de la arquitectura. Nuestra piel de animal se llama paredes y techo.

Fue memorable igualmente experimentar algunas de ésas pieles que han sido creadas a través de la historia como artificios para regular temperatura. Los ancestros de los indígenas Pueblo, en Chaco, construían al abrigo de concavidades naturales en las paredes de la meseta rocosa, con las fachadas de sus casas apuntando hacia el este. Al instalar nuestra carpa cerca de las ruinas de una de tales casas—construida hace ochocientos años—entendimos las ventajas. Al mirar al este, la casa tomaba el sol de la mañana, mucho más beningo en áreas semidesérticas como ésa. Para las horas de la noche, cuando disminuía abruptamente la temperatura, la roca que abrigaba la casa estaba aun lo suficientemente caliente, tras todo un día de exposición al sol, como para regalar confort climático en las horas del sueño.

Más al Oeste, entrando en el desierto del Mojave, teníamos la oportunidad de estar bajo los aleros generosos de casas de Estilo Colonial norteamericano, y ver cómo, pese a que el calor del desierto era insoportable, aun en ésas condiciones se recibía brisa cuando uno estaba debajo del alero.

En la lucha humana por regular la temperatura corporal, las soluciones más populares son los sistemas de calefacción y de aire acondicionado. Esos son sistemas muy eficientes, y tal vez nunca una solución como las mencionadas pueda llegar a tales niveles de eficacia. Ni la alternativa de orientación/ubicación de la casa ancestral Pueblo, ni la del diseño de cubierta de la casa de Estilo Colonial logran en efecto reducir la temperatura tan rápidamente, ni a unos extremos tan marcados como lo puede hacer un aire acondicionado. Por más que se busque confort climático a través de una tecnología alternativa, siempre va a haber un límite; esta probablemente nunca llegará a dar lo que puede ofrecer una máquina.

Pero probablemente no se necesite llegar al extremo al que llega la máquina. Es cierto que con una solución alternativa el aire es apenas fresco y no enfría tan rápido. Pero refresca al fin y al cabo, y a un nivel que es el suficiente en la mayoría de los casos. El agua que tomábamos en las tardes de calor manejando un carro sin aire acondicionado era tibia, pero igual quitaba la sed. Era, al fin y al cabo, agua.

A despecho de no ser las más efectivas, las tecnologías alternativas son eficientes. Y, sobre todo, considerando la imparable tendencia al alza de los precios de la energía hoy por hoy, son gratis. Durante una de las últimas escalas, esta en Las Vegas, veíamos en TV la noticia de que un hombre había adaptado el motor de su carro a etanol, y había estado manejando largas distancias para demostrar que todavía se puede hacer de modo económico. Es de preguntarse si la solución es tan simple como encontrar otro combustible, y seguir el mismo estilo de vida. Si esta es una crisis y la solución se limita a opciones que garanticen que todo siga igual, tarde o temprano enfrentaremos otra crisis, cuando el recurso sustituto llegue también a su límite de producción.

El problema no es de qué recursos echar mano para continuar nuestro estilo de vida, sino en cómo nuestro estilo de vida está sobre-consumiendo recursos en un mundo que tiene cada vez menos, mientras enfrenta cada vez más demanda. Este es el mensaje que debería leerse entre las líneas de cualquier alerta de pico de producción petrolera, o pico de producción de cualquier otro recurso. Dicho de manera sencilla, podemos vivir con menos. Nuestra casa podría no ser tan confortable con una solución alternativa. Pero no se necesita tan confortable. Un vaso de agua no tan fría también quita la sed. Es indiscutible que los seres humanos tenemos la habilidad instintiva para compensar nuestra limitada tolerancia al extremo calor y frío, y podemos desarrollar—o redescubrir—tecnologías de construcción apropiadas. La sociedad no terminaría debido a una crisis energética, pero sí cambiaría, y probablemente de manera drástica. Adaptación, pues, pareciera ser la palabra clave. Hay unos lujos que en algún momento no podríamos ya darnos de haber una crisis de recursos, pero las necesidades detrás de ésos lujos aun podríamos resolverlas, usando tecnologías alternativas. El problema no es, pues, cómo perpetuar nuestros niveles de confort, sino re-definir lo que es confort.


Actualizaciones/información adicional

Ver versión en Inglés. English version of this article:
Ir a la versión en Ethnoarchitecture.com

Acerca de este artículo
Esta es una nota sobre lecciones aprendidas, esbozada al salir de Tehachapi, la última estación del viaje al borde del Desierto del Mojave. Es la versión en Español del artículo publicado hace un par de días en la versión en Inglés de Etnoarq. Fue totalmente coincidencial el publicar ese artículo justamente el día estimado por Kenneth Deffeyes, geólogo de la Universidad de Princeton, como aquél del pico en la producción petrolera mundial; el día a partir del cual esta empezaría a descender irremediablemente según los estimativos del científico.

Memorias del viaje, y mirada general a algunas lecciones sobre control climático entregadas por la arquitectura tradicional, la norteamericana en este caso. Presione aquí para todas las imágenes de paisaje construido disponibles en la colección
Imagen
Fecha de Toma e Información
Imagen
Agosto 5, 2005 Código No. D05VIII05-04734

Estados Unidos - Pensilvania – Mill Run – Arquitectura de Autor: La Casa de la Cascada, vista desde el puente sobre el Bear Run.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 19, 2005 Código No. D05VIII19-I-06037

Estados Unidos - Nuevo Méjico - Parque Nacional Histórico de la Cultura Chaco. Construcción Indígena: Chaco, casa en abrigo. Vista general desde el sureste.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 19, 2005 Código No. D05VIII19-I-06019

Estados Unidos - Nuevo Méjico - Parque Nacional Histórico de la Cultura Chaco. Construcción Indígena: Chaco, casa en abrigo. Esquina noroeste.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 19, 2005 Código No. D05VIII19-II-06109

Estados Unidos - Nuevo Méjico - Parque Nacional Histórico de la Cultura Chaco. Construcción Indígena: Kin Kletso.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 19, 2005 Código No. D05VIII19-III-06136

Estados Unidos - Nuevo Méjico - Parque Nacional Histórico de la Cultura Chaco. Construcción Indígena: Pueblo Bonito.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 19, 2005 Código No. D05VIII19-III-06156

Estados Unidos - Nuevo Méjico - Parque Nacional Histórico de la Cultura Chaco. Construcción Indígena: Kivas de Pueblo Bonito, vistas desde arriba.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 15, 2005 Código No. D05VIII15-III-05483

Estados Unidos - Nuevo Méjico - Taos. Construcción Vernácula: Casa de "Estilo Colonial" en Taos. Vista desde el nordeste.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 15, 2005 Código No. D05VIII15-III-05490

Estados Unidos - Nuevo Méjico - Taos. Construcción Vernácula: Casa de "Estilo Colonial" en Taos. Vista desde el sureste.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 15, 2005 Código No. D05VIII15-I-05324

Estados Unidos - Nuevo Méjico – Pueblo de Taos. Construcción Indígena: Pueblo de Taos. Hlaauma o Casa Norte.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 15, 2005 Código No. D05VIII15-II-05408

Estados Unidos - Nuevo Méjico – Pueblo de Taos. Construcción Indígena: Pueblo de Taos. Hlaauma o Casa Norte, detalle.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 18, 2005 Código No. D05VIII18-II-05805

Estados Unidos - Nuevo Méjico – Albuquerque. Construcción Vernácula: Hostal en la histórica Ruta 66.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 18, 2005 Código No. D05VIII18-I-05787

Estados Unidos - Nuevo Méjico – Albuquerque. Construcción Vernácula: Hostal en la histórica Ruta 66, vista del interior.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 22, 2005 Código No. D05X08-I-06551

Estados Unidos - Nevada – Minneola. Paisaje Construido: Restaurante abandonado en el desierto del Mojave.
Icono de Compra
Imagen
Agosto 20, 2005 Código No. D05VIII20-06292

Estados Unidos - Nuevo Méjico – Farmington. Paisaje Construido: Remolque para vivienda, con aire acondicionado.
Icono de Compra
Imagen
August 22, 2005 Código No. D05VIII22-I-06444

Estados Unidos - Nevada – Las Vegas. Ciudades: Fremont Street, Las Vegas.
Icono de Compra
 « Navegar apuntes (en Inglés y Español) » 
 
     
 

 
 
Estadísticas
Esta página ha sido visitada 53750 veces.  Se realizaron 24 consultas a la base de datos para obtener la información que usted ha encontrado.
El documento más reciente actualmente en el sitio fue publicado en: 11/11/2013 10:51 am.
Etnoarq tiene un total de 172 miembros. Total conectados en este momento: 0. Total de personas navegando como invitadas: 37. Total como usuarios(as) anónimos(as): 0
El mayor número de personas visitando Etnoarq al mismo tiempo ha sido 285, y esto ocurrió en 3/24/2005 6:02 am
 
 
 
© Copyright 2003 - 2014 by Gabriel Arboleda. Todos los derechos reservados.
Salvo cuando se especifique de otro modo, el copyright de todo material publicado en Etnoarq permanece en poder de sus autores.
Technicolor es una marca registrada de Thomson Multimedia y sólo se menciona con los propósitos de comentario y/o crítica.
Ninguno de los contenidos puede ser reproducido en todo o en parte sin previa autorización escrita. Esto incluye los textos, tablas, fotografías, gráficas, vídeos y demás.
Adicionalmente, ninguno de los materiales puede ser reproducido sin previa autorización en otros sitios o páginas del Internet, usando técnicas como "mirroring," "framing," "posting," etc.
Información de Contacto:
Gabriel Arboleda - PhD Program in Architecture - College of Environmental Design - University of California at Berkeley
370 Wurster Hall - Berkeley, CA 94720-1800
Términos y condiciones - Política de privacidad